HISTORIA

Su historia se remonta al siglo IX donde se estableció el reino de Pagan, el cual dominó la región de la hoy Myanmar (antigua Birmania) hasta el siglo XIII. Durante esta época se construyeron cerca de 10,000 templos budistas de los cuales sólo se mantienen de pie poco más de 2,000. La ciudad de Bagán se convirtió en un centro político, económico y cultural atrayendo una enorme cantidad de monjes y estudiantes hasta que fue invadida por el imperio mongol en 1287.

Con la reciente apertura al turismo después de décadas de un régimen militar Bagán es el principal destino de Myanmar, hay quien lo comparar con Angkor en importancia histórica. Sin duda Bagán es muy diferente, sin duda uno de esos lugares que hay que visitar antes de morir. No existe un sitio oficial como tal, pero uno de los que ofrece información detallada es http://bagan.travelmyanmar.net

UBICACIÓN

CÓMO LLEGAR

Para llegar a Bagán antiguamente se debía tomar un bote que cruzaba el río Irrawaddy en 9 horas, ahora es mucho más fácil y se puede llegar por avión o autobús. Una vez alojado en el hotel elegido llegar a los templos es sumamente sencillo y se puede hacer contratando una carreta jalada por caballos, taxi o bien rentar una bicicleta de pedales o eléctrica.

ENTRADA

MMK 25,000 para extranjeros.

Para poder accesar a la zona arqueológica de Bagán, todos los extranjeros deberán parar en la caseta de turismo ubicada a la entrada del pueblo y pagar una boleto válido por 7 días. Es necesario mostrar este boleto para poder acceder a los templos principales.

HORARIO

Los templos están abiertos todos los días de las 08:00 a las 17:00 hrs. sin embargo hay templos como la pagoda Shwesandaw a la cual se puede acceder a partir de las 05:00 hrs para ver el amanecer.

Regresando a Venecia después de uno de sus viajes Marco Polo describió Bagán como “uno de los espectáculos más hermosos del mundo”.

RESTRICCIONES

Es obligatorio retirar tanto zapatos como calcetines en el umbral de todos los templos para poder entrar o subir.

RECOMENDACIONES

Intentar recorrer toda la zona en un día es una tarea imposible, aunque las distancias entre los principales templos no se tan largas, el calor hace que los traslados sean agotadores. Se necesitan de menos 3 días para conocer Bagán.

TIP VIAJERO

Aunque caro, subir a un globo aerostático para ver el amanecer o el atardecer es una experiencia única en la vida. Hay varias empresas que ofrecen este servicio por lo que es buena idea comparar precios y servicios incluidos.