HISTORIA

Abandonado durante mucho más de 80 años, se decidió que en las ruinas del viejo “Templo del Tigre” fuera erigido un nuevo templo y en el 2005  se comenzó con la construcción del “Templo Azul” color que representa el “Dharma” en la filosofía budista, pero que también está asociado con la sabiduría, el infinito, la pureza y la sanación. 

Fue bajo la dirección de Phutha Kabkaew, un artista local que antes había sido parte de los artistas encargados de la decoración del “Templo blanco” que tomó su ornamentación y color actual. Kabkaew no sólo se inspiró en el “Templo blanco” sino que también retomó elementos del maestro Thawan Duchanee, creador de la “Casa negra”, para decorar el exterior del templo cuya entrada es resguardada por dos grandes nagas (dragones-serpiente). 

El templo abrió sus puertas al turismo en 2016 y se ha convertido en una atractivo importante de la ciudad de Chiang Rai que cada día recibe más turismo gracias a que es un importante semillero artístico del país.

UBICACIÓN

CÓMO LLEGAR

No existe transporte que vaya directamente al “Templo azul” pero se puede tomar uno de los camiones azules que van hacia el norte por el “Phahonyothin Road” (la avenida principal) y bajar en el primer semáforo pasando el rio Kok y de ahí caminar tres calles hacia dentro hasta encontrar el templo. Otra opción más conveniente es contratar un tuk tuk desde el centro de la ciudad o de plano también se puede ir caminando, en bicicleta o moto desde cualquier parte de la ciudad ya que está ubicado a poco más de 3 kilómetros del centro.

ENTRADA

Adultos y niños: gratis

Se aceptan donaciones.

*dato actualizado en Septiembre 2017

HORARIO

Lunes a Domingo de 08:00 a 18:00 hrs.

Este templo antiguamente era conocido como el “Templo del Tigre” debido a que era común encontrar a estos animales en esa área hace más de 100 años.

RESTRICCIONES

Está prohibido entrar con zapatos a la sala principal y las mujeres deben de cubrir sus hombros y no usar faldas cortas o shorts. No hay prendas disponibles para rentar.

RECOMENDACIONES

Al ser un templo relativamente nuevo es poco visitado por los tours que prefieren ir a otros lugares, así que podrás visitarlo sin grandes multitudes casi durante todo el día. El templo aún está en construcción por lo que es muy posible que te encuentres con áreas cerradas o bajo mantenimiento.

TIP VIAJERO

Si vas por la tarde y el clima ayuda podrás ver un hermoso atardecer posarse detrás del templo creando una atmósfera única.

Tiempo necesario para la visita: 1 hora.